Llevamos tres años de crisis económica y ésta parece que todavía quiere quedarse más tiempo con nosotros. Poco a poco ha ido desgastando y degradando la calidad de vida de muchas personas. Uno de esos colectivos especialmente castigados es el de los jóvenes.
 
Conocidas son las historias de familiares que en su día emigraron en búsqueda de una oportunidad que en aquel momento era casi imposible encontrar dentro de nuestras fronteras.
 
Una profesora del colegio nos contó una vez en clase que la historia era como un péndulo: iba y venía y siempre se repetían ciertas pautas. Parece ser que el péndulo ha vuelto al inicio del camino y hoy en día muchas personas de mi generación se plantean el buscar su oportunidad fuera de nuestras fronteras.
 
Dicen que somos la generación mejor preparada de la historia, la que más ha viajado, la que más idiomas conoce y la que ha disfrutado de una posición económica acomodada. Los emigrantes de hoy no son iguales que aquellos del pasado.
 
¿Se les dará esa oportunidad? ¿Encontrarán lo que buscan? ¿A qué dificultades se tendrán que enfrentar?
 
Pienso que la opción de marcharse fuera es una más de entre las disponibles para afrontar la actual situación. Si decidimos dar el paso sería bueno plantearse los pros y los contras, las dificultades que nos podemos encontrar en el camino, las fortalezas con las que contamos… hay que intentar no dejar nada al azar.
 
Conozco a varios amigos y amigas que iniciaron esa aventura y encontraron su oportunidad; quizá otros no tengan la misma suerte… debemos estar seguros que contamos con todas las herramientas y capacidades para enfrentarnos a ese reto.
 
Hay que decidir el país, las oportunidades reales de éste (sondeando las ofertas que allí existen, los requisitos demandados…), fortalecer aquellas debilidades que podamos encontrarnos y consolidar nuestras fortalezas.
 
Salir fuera no es la panacea ni el remedio a todos los males, aunque sí una oportunidad, una opción, un reto que poder afrontar y que podemos conseguir. 
 
Parece claro que la canción de El emigrante vuelve a sonar en las principales emisoras de nuestro país… ¿por cuánto tiempo será esta vez?
 
Un abrazo.
Categorías: Recursos Humanos

Jose Luis Balaguer

Psicólogo, auditor de formación bonificable, master en Dirección y Gestión de RRHH y técnico Superior en Prevención de Riesgos Laborales. Me gusta escribir, las nuevas tecnologías, el deporte y la naturaleza. Actualmente trabajo como técnico de formación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *