Hace unos días renové, no sin pocas dificultades técnicas, mi certificado digital. Una de las utilidades prácticas que le doy es en mi trabajo con la Fundación Tripartita (@F_Tripartita) y más concretamente con su Aplicación Telemática para la gestión de acciones formativas bonificables y PIF’s.
 
A raíz de este trámite me vino una pregunta a la cabeza ¿sabemos lo que firmamos en esta aplicación? 
 
Si accedemos a ella como Entidad Organizadora y procedemos a dar de alta a una empresa dentro de cualquiera de nuestras agrupaciones de empresa veremos que, en el momento de la firma, aparecen varios párrafos.
 
Éstos pueden pasar desapercibidos o como un texto formal similar a las famosas Condiciones Legales que pocos de nosotros leemos.
 
Mi recomendación es no pasar de largo y pararnos a leer detenidamente el contenido. Veremos que tiene miga y de la buena.
 
Como veis, las responsabilidades que nos afectan como sujetos o entidades firmantes no son para tomárselas a la ligera. Situaciones que se pueden dar como las de “toma el CIF de mi empresa y mírame el crédito que tengo” o “ponme en marcha todo y luego ya arreglamos los papales” tienen mucho riesgo aunque se actúe de buena fe por ambas partes.
 
Hemos de tener en cuenta que estamos realizando un trámite más con la Administración Pública y que, en caso de no tener la documentación precisa en regla, estamos cometiendo una infracción.
 
¿Te habías parado a leer lo que firmas? ¿Sigues tomando riesgos?
 
Un abrazo!
Categorías: Formación

Jose Luis Balaguer

Psicólogo, auditor de formación bonificable, master en Dirección y Gestión de RRHH y técnico Superior en Prevención de Riesgos Laborales. Me gusta escribir, las nuevas tecnologías, el deporte y la naturaleza. Actualmente trabajo como técnico de formación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *