La formación de demanda (formación continua bonificable) no se puede hacer a espaldas de los trabajadores. Ni tiene sentido, ni es legal.
 
Como ya expliqué, en empresas en las que no existe RLT, se deberá informar al trabajador afectado por la formación. Éste deberá dar su consentimiento, tanto para realizar la formación, como para tratar sus datos de carácter personal en aquellos casos donde la gestión de la formación corre a cargo de un tercero.
 
Una causa común por la que las empresas reciben conciliaciones no conformes está relacionada con la falta de información a la RLT.
 
La carta de conciliación no conforme la describe como “Participantes anulados por incumplimiento del RD 395/2007 (Información a la Representación Legal de los Trabajadores)”.
 
Esta no conformidad da lugar a la devolución íntegra del importe bonificado por la realización del curso incidentado.
 
¿Se puede alegar?
 
Por supuesto. Cuando nos encontramos con esta conciliación no conforme, lo más importante será demostrar que se informó en su día a la RLT y que ésta no se opuso por escrito a la formación planteada.
 
Un abrazo.
Categorías: Formación

Jose Luis Balaguer

Psicólogo, auditor de formación bonificable, master en Dirección y Gestión de RRHH y técnico Superior en Prevención de Riesgos Laborales. Me gusta escribir, las nuevas tecnologías, el deporte y la naturaleza. Actualmente trabajo como técnico de formación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *