Uno de los requisitos para que las empresas se bonifiquen por cursos o por PIF es que éstos estén debidamente finalizados en la Aplicación Telemática.
 
La empresa deberá devolver el importe íntegro cuando se aplique una bonificación sin que se haya notificado la finalización del curso o, más hiriente si cabe, sin que se haya siquiera notificado el inicio del mismo.
 
Parece un paso lógico, pero Entidades Organizadoras, Empresas Bonificadas y Asesorías caen en este error en más ocasiones de las que pensamos.
 
Ejemplos de estas situaciones podrían ser:
  • Notifico como Entidad Orginazadora el inicio del curso y la empresa se bonifica antes de que nosotros notifiquemos la finalización del mismo. Aquí el error puede venir de cualquiera de las partes (Entidad Organizadora, Empresa, Asesoría), y los motivos pueden ser múltiples (desconocimiento del sistema, falta de información, etc.).
  • Se desarrolla el curso y la empresa se aplica la bonificación, pero nosotros como Entidad Organizadora no comunicamos en su día el inicio del curso en la Aplicación. Otro error fatal en el que la Entidad Organizadora tiene la mayor responsabilidad, aunque las partes restantes deberían haberse asegurado antes de aplicar la bonificación.
  • Se notifica una finalización sin añadir costes. En estos casos la Entidad Organizadora no ha informado correctamente de los costes bonificables del curso. También dará lugar a la devolución de la bonificación aplicada.

Según los casos puede haber alguna solución, como notificar el fin del curso y volver a aplicar la bonificación, aunque el primer paso será siempre devolver el importe indebidamente bonificado.

 
Por último, indicar que las empresas públicas que están acogidas a los planes de formación del INAP, no podrán acogerse a las bonificaciones por formación de demanda. 
 
Existen varios indicadores que nos aydudarán a saber si la empresa está o no acogida a este tipo de planes:
  • Aviso por parte de la Aplicación cuando estamos dando de alta a la empresa en cuestión.
  • Investigar y pedir al INAP un certificado que acredite si la empresa está acogida o no y después aportar toda la documentación para que la FTFE decida.
  • Preguntar directamente a la empresa interesada.

En estos casos la empresa deberá devolver el importe bonificado.

 
Un abrazo.
Categorías: Formación

Jose Luis Balaguer

Psicólogo, auditor de formación bonificable, master en Dirección y Gestión de RRHH y técnico Superior en Prevención de Riesgos Laborales. Me gusta escribir, las nuevas tecnologías, el deporte y la naturaleza. Actualmente trabajo como técnico de formación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *