La enmienda a los Presupuestos Generales del Estado para 2014 del Grupo Popular que no garantiza un mínimo de 420€ para la formación de los trabajadores de las micropymes (de 1 a 5 trabajadores), finalmente ha sido aprobada en el Congreso de los DiputadosSu siguiente parada es el Senado. Allí deberá ser ratificada o modificada.
 
Son muchas las presiones que ha recibido el gobierno desde distintos ámbitos. Destaco la gran repercusión en twitter, la recogida de firmas para su paralización por parte de AENOA (@AenoaFormación) las declaraciones de miembros de la CEOE o de CEPYME, la repercusión en los medios de comunicación
 
Todo ello parece que está dando resultado y existe una posibilidad de que la enmienda no sea ratificada tal y como ha salido del Congreso.
 
Nadie duda de que el sistema necesita una renovación. Lo que nadie entiende es en qué mejora la medida de no garantizar estos 420€ a las micropymes.
 
En primer lugar rompe con el principio de solidaridad con el que fue creado, donde las grandes empresas únicamente disponen de un porcentaje de sus cotizaciones para formación en beneficio de garantizar a las más pequeñas una cantidad mínima para ello.
 
En segundo lugar supone un agravio para las micropymes que van a ver reducidas sus posibilidades de acceder a una formación bonificada, teniendo menos recursos para ello.
 
En tercer lugar produce una destrucción masiva de empleo. Al igual que en el sector de la automoción o la construcción, son muchos los empleos indirectos que dependen del sector de la formación: Entidades Organizadoras, consultoras de formación, departamentos de formación internos de las empresas… La ratificación de esta enmienda dejaría en la calle a administrativos, psicólogos, pedagogos, redactores de contenidos, correctores, etc.
 
En cuarto lugar representa la hipocresía del gobierno, una más, que por un lado habla de mejorar la competitividad de las empresas y por otro destruye uno de los pilares en los que ésta se consigue. Parece ser que es mejor reducir salarios y derechos laborales que apostar por la formación y la mejora de la cualificación de los trabajadores. No interesa tener a personas con sentido crítico.
 
¿Hay otras alternativas? Por supuesto. Quienes seguís mi blog conocéis mi férrea defensa de una formación de calidad y mi denuncia constante por las malas prácticas. A mi parecer no se trata de eliminar recursos, sino de establecer bases para mejorar la calidad.
 
Un endurecimiento de los criterios para poder actuar como Entidad Organizadora, mayores controles de los procesos formativos comunicados a la Fundación Tripartita, posibilitar una mayor flexibilidad del proceso, apostar por la implantación de las Nuevas Tecnologías, sancionar ejemplarmente a los incumplidores (empresas o Entidades Organizadoras), etc.
 
Ahora sólo toca esperar y ver en qué queda toda esta situación. Puede que la enmienda siga adelante, puede que se modifique, puede que se dé marcha atrás temporalmente. Lo que está claro es que el cambio ha empezado y ya nada volverá a ser igual.
 
Un abrazo.
Categorías: Formación

Jose Luis Balaguer

Psicólogo, auditor de formación bonificable, master en Dirección y Gestión de RRHH y técnico Superior en Prevención de Riesgos Laborales. Me gusta escribir, las nuevas tecnologías, el deporte y la naturaleza. Actualmente trabajo como técnico de formación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *