En los últimos días me han llegado varias preguntas acerca de los requisitos que ha de tener un tutor/formador en los cursos de formación de demanda (bonificables para empresas). En las próximas líneas trataré de arrojar un poco de luz sobre el tema.
 
Lo primero a tener en cuenta es que no existe una normativa clara al respecto. No hay ningún Real Decreto, Orden Ministerial o similar que describa claramente los requisitos de los tutores/formadores.
 
Entonces, ¿cualquiera puede impartir o tutorizar un curso de este tipo? Claro que no.
 
A pesar de que la formación sujeta a bonificación se enmarca en el ámbito privado (no existe ningún contrato con la Administración, ningún pliego de condiciones ni concurso de libre concurrencia, etc.), ésta ha de cumplir unos requisitos mínimos de calidad.
 
Lógicamente cuando una empresa contrata un servicio de formación espera que sea de la máxima calidad al menor precio posible, por lo que contar con formadores que no conocen la materia a impartir, no tienen una formación en metodología didáctica o su experiencia en el sector es mínima, son puntos a tener en cuenta para desechar ofertas.
 
En cuanto a requisitos técnicos, el formador ha de conocer la materia objeto del curso, debe tener experiencia en impartición y/o tutorización de acciones formativas, tener una titulación que avale su aptitud, etc. En la modalidad de teleformación, además, el formador deberá tener conocimiento en el uso de LMS. Sobra decir que la persona que vaya a impartir o tutorizar un curso ha de estar contratada en la empresa prestadora del servicio (contrato laboral, mercantil…).
 
Otros requisitos exigidos durante el desarrollo del curso los podéis ver en alguno de mis posts anteriores en los que hablo del papel tutorial en la formación a distancia, e-learning y formación bonificada o la comunicación en la formación a distancia.
 
Los requisitos que acabo de comentar, más alguno adicional, pueden ser solicitados en las diferentes actividades de seguimiento y control realizadas por el SPEE. Nos pueden pedir el CV del formador, sus titulaciones (incluso compulsadas), contratos de trabajo, facturas…
 
Estos requerimientos en las actividades de seguimiento y control y los requisitos incluidos en otras normativas dentro del sistema de Formación Profesional para el Empleo (véase los certificados de profesionalidad), han de servir para establecer el perfil que deben tener los formadores en la formación bonificable.
 
Un abrazo.
Categorías: Formación

Jose Luis Balaguer

Psicólogo, auditor de formación bonificable, master en Dirección y Gestión de RRHH y técnico Superior en Prevención de Riesgos Laborales. Me gusta escribir, las nuevas tecnologías, el deporte y la naturaleza. Actualmente trabajo como técnico de formación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *