El pasado año acabó con un serio aviso a todos los profesionales del sector de la formación.
 
No creo que las causas que llevaron a plantear la eliminación del crédito mínimo de 420€ para las empresas de 1 a 5 trabajadores fueran únicamente económicas.
 
Todos sabemos la gran cantidad de trucos, medias verdades, sobornos encubiertos, etc. que algunos compañeros del sector realizan con tal de conseguir un cliente más.
 
Hasta ahora la Administración ha hecho la vista gorda, aunque no son tontos. Este serio toque de atención debería hacernos recapacitar.
 
Para 2014 pido una puesta en valor del sector. Se me ocurren varios caminos para conseguirlo:
  • Cambio en la normativa, donde se exija unos requisitos mínimos para poder impartir formación bonificada a empresas. Simplemente es seguir la línea de otras áreas (formación de oferta, certificados de profesionalidad…).
  • Responsabilidad de las Entidades Organizadoras. Hasta ahora libres de toda culpa en los casos de mala praxis.
  • Mayor rigor en las actuaciones de seguimiento y control del SEPE.
  • Prohibir explícitamente en la normativa malas prácticas que hoy en día se escapan por resquicios legales (regalos, comisiones…).
  • Publicitar y dar a conocer el sistema.
  • Creación de una lista negra pública de Entidades que realicen malas prácticas.

Hay muchos más pero no quiero extenderme. Ya tenéis suficiente trabajo a estas alturas. Espero que no sea tarde para haceros llegar esta carta. Confío en vuestra magia.

 
Un abrazo.
Categorías: Formación

Jose Luis Balaguer

Psicólogo, auditor de formación bonificable, master en Dirección y Gestión de RRHH y técnico Superior en Prevención de Riesgos Laborales. Me gusta escribir, las nuevas tecnologías, el deporte y la naturaleza. Actualmente trabajo como técnico de formación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *